Consejos para ecualizar

En todas las etapas de la ecualización, hay que tratar de atenuar y no de incrementar; las razones por la que recomiendo esto son:

1.- Para el oído humano es mucho más difícil reconocer atenuaciones que incrementos; pueden hacer la prueba, pídanle a un amigo que simplemente con un ecualizador gráfico atenúen o incrementen determinadas frecuencias en una canción; así notarán una gran dificultad para distinguir las atenuaciones.

2.- La ecualización sustractiva (atenuación), le dará más claridad a tu sonido.

3.- La fase del sonido se verá menos afectada.

Parece algo muy sencillo, pero les aseguro que atenuar es una actitud que requiere mucha constancia y práctica. También sugerimos algunas reglas generales del ecualizador, válidas para las tres etapas:

1.- Efectuar primero las atenuaciones y luego los incrementos.

2.- Cuando atenúen, utilicen ecualizadores estrechos (entre cuatro y seis), y los incrementos con banda ancha entre 0.2 y 0.8.

3.- Comiencen siempre por los graves y sigan hacia los agudos para lograr mejores resultados.

4.- Concéntrense primero en identificar qué es lo que no les gusta del sonido para tener un pensamiento  correctivo.

5.- Recuerden que toda modificación en una banda tendrá efectos secundarios acústicos en las otras.

6.- Su actitud en cada una de las etapas debe ser diferente: en la grabación hay que ser muy cuidadoso, durante la mezcla sean creativos y diviértanse, mientras que en la masterización traten de sacar lo mejor para el proyecto en el que están trabajando y no abusen de su ecualizador; usen otros procesadores para combinar y llegar al resultado final.

Los formatos del audio

Para que elijas el mejor. Un archivo de audio digital es un sonido o secuencia de sonidos que ha sido convertido a un formato numérico para poder ser almacenado en un ordenador. Podemos distinguir 3 tipos generales de formatos de audio:

Formatos de onda: guardan la información tal como ha sido captada por un micrófono, almacenando la amplitud del sonido y su frecuencia cada cierto periodo de tiempo. Este período de tiempo se conoce con el nombre de sampling rate del archivo de audio y es usualmente medido en el número de “muestras” que se toman de lo que escucha el micrófono cada segundo. Valores usuales son 11000 Hz, 22000 Hz y 44000Hz. Mientras mayor sea este número, mejor es la calidad del sonido. En la red, los formatos más utilizados son los formatos de onda.

Formatos de secuencia: Almacenan las notas, leyéndolas desde algún tipo de entrada MIDI (Music Instrument Digital Interfase); se graban varias secuencias y se colocan en determinados canales. Se deja al ordenador y a un estándar internacional (que define, por ejemplo, que en el canal 0 siempre va el piano), el definir la forma en que se tocará cada canal. El ejemplo típico es precisamente, MIDI (extensión .mid).

Formatos mixtos: Almacenan al comienzo un ejemplo de cómo sonará cada canal, de manera similar a los formatos de onda de audio, y posteriormente graban una secuencia de las notas para cada canal. El ejemplo típico de este formato es MOD, el cual funciona en varios sistemas precisamente por su capacidad para generar una excelente calidad de sonido y al mismo tiempo ocupar un espacio de disco muy pequeño al  hora de su almacenamiento.

Los archivos de audio poseen diferentes formatos dependiendo de con qué herramientas o aplicaciones y con qué fines fueron creados. Al trabajar con una determinada aplicación, el software asigna una extensión dependiendo del tipo de archivo que se haya creado, con el fin de poder luego identificarlo.

Los principales formatos de audio -aunque algunos permiten reproducir vídeo- son:

Audio Interchange File Format (AIFF): creado por Apple se utiliza en los ordenadores Mac y las aplicaciones multimedia, pero no es muy común en la Web. Extensiones .aif(F) y .snd

Audio for Unix (AU): Creado por la compañía Sun y es un formato muy popular para muestras, que no está demasiado comprimido. Es uno de los más antiguos en de Internet, sobre todo en plataformas Unix. Extensión .au, uLaw y MuLaw

Audio-Video Interleaved (AVI): creado por Microsoft. No es un formato en sí mismo, sino un contenedor de audio/vídeo. Para visualizarlo se requiere tener instalados los codecs y el reproductor de Windows. Extensión .avi

Director (DIR): Archivos creados por Macromedia Director. Extensiones .dir y .dxr

MIDI: Music Instrument Digital Interfase. Este tipo de archivos se generan mediante la utilización de sintetizadores para PC. Los archivos MIDI representan notas y otra información de secuencia para que pueda sintetizarse la música. Extensión .mid

MOD: este formato se originó en las plataformas Amiga, creadas por Commodore. Es otro tipo de formato para reproducir módulos digitales. A igual que MIDI, S3M, FAR o MTM, todos estos formatos contienen el modelo musical y una selección de muestras, para que la música del modelo pueda ser reproducida con el instrumento apropiado. Extensiones .mod y .dxr

MPEG Audio: creado por MPEG o Motion Pictures Experts Groups. Se trata de un estándar de formatos de compresión de audio que contempla 3 niveles diferentes de codificación-decodificación de la señal de audio (sólo MPEG-1 está terminado, los otros son aplicables, pero todavía en fase de ampliación):

MPEG-1: Codifica imágenes en movimiento y audio asociado para medios de almacenamiento digital hasta 1,5 Mbits/s      logo mpeg1

MPEG-2: codificación genérica de imágenes en movimiento con información de audio asociada (MPEG-3: inicialmente tenía una aplicación a sistemas HDTV, pero ha sido incluido dentro de MPEG-2). En la actualidad se sigue trabajando en el formato MPEG-2 para alcanzar una espectacular comprensión de audio  logo mpeg2

MPEG-4: Codifica objetos audiovisuales.

El internet es la clave en el éxito del audio HD

¡Que todo suene bien! El tamaño de un archivo de sonido depende de la resolución y la frecuencia de muestreo utilizadas para codificar la música que contiene. Un mismo tema ocupa bastante más si lo digitalizamos a 24 bits y 96 kHz que si lo hacemos a 16 bits y 44,1 kHz. No obstante, tenemos un recurso muy interesante que nos ayuda a ahorrar espacio: La compresión. Actualmente, el audio de alta resolución suele distribuirse en seis formatos diferentes (algunos de ellos ofrecen compresión sin pérdida de calidad): FLAC (comprime sin pérdida), ALAC (la tecnología de compresión sin pérdida propuesta por Apple), AIFF (es el formato de archivo de sonido de los Mac), WAV (es el formato de archivo de sonido creado por Microsoft e IBM para los PC), DSD DFF (tecnología de codificación del formato SACD) y DSD DSF (variante del DSD.

De todos los formatos que acabo de citar los más utilizados para distribuir música de alta resolución en Internet son FLAC y ALAC porque ambos ofrecen una tasa de compresión muy interesante, y sin pérdida de calidad. Y todos sabemos que en Internet el tamaño importa. Y mucho. De hecho, la red está ejerciendo un papel esencial en la popularización del sonido de alta resolución.

El ecualizador en la masterización

Realiza una escucha exhaustiva de la mezcla y decide cuáles frecuencias deberías cambiar. Si no estas seguro de cuáles frecuencias están mal o necesitas realzar, no lo dejes al azar; realiza pruebas hasta estar seguro.

Antes de empezar a ecualizar, escucha un disco como referencia. Este disco debe ser un buen mastering, que sea parecido a la producción que estamos realizando. Será tu punto de partida.

Los ingenieros de masterización normalmente utilizan dos ecualizadores: El primero estará destinado a las intervenciones quirúrgicas o a un fin correctivo, mientras que el segundo se dedicará a las operaciones estéticas globales. Los dos juntos tienen dos objetivos:

Respetar la curva de Flecher Munson y con ello conseguir un sonido agradable. Recordemos que la masterización se trata de la escucha global, no como en la grabación o mezcla, que se trata más de los sonidos individuales y la relación entre los demás sonidos que lo acompañan.

Lograr una compatibilidad con las más variadas situaciones de escucha, MP3, Radio Web, HQ Files y demás, para lo que recomiendo no utilizar más de 4 dbs en atenuación o incremento. Aunque a veces me ha pasado tener que romper esta regla, en ese caso recomiendo utilizar ecualizadores Linear Phase, ya que como su nombre lo indica, no alteran la fase del sonido y tienden a ser más imperceptible.

¿Buscas una mezcladora para locución?

Si necesitas una mezcladora para podcasting, locución, para rap, karaoke, o creación de videos, spots publicitarios, entre otros, se necesita una mezcladora pequeña que te permita conectar tus instrumentos o micrófonos y conectarse a una computadora para grabar, estas mezcladoras te deben de permitir ajustar el volumen de cada micrófono e instrumento, ecualizarlo por separado y mandar la señal mezclada ya sea a equipo de amplifiación o transimisión para eventos en vivo o a una computadora para grabarlo y convertirlo en mp3 o poder agregar ese audio a tu producción audiovisual.

No pierdas la oportunidad de hacer lo que te gusta con las herramientas adecuadas.