sound mixing board

Principios para una ecualización básica

facebooktwittergoogle_pluslinkedinmailfacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

El mejor uso de un procesador de Audio es aquel que no se nota pero mejora. Todo profesional del Audio debe estar constantemente a la búsqueda de las frecuencias problema, entiéndase, las que provocan la diferencia entre un sonido agradable o no.

Lo primero que debe hacer un aspirante a una buena ecualización es aprender a buscar las frecuencias a las cuales satura el sistema. Esto se logra llevando al máximo, con precaución, cada frecuencia del ecualizador por separado.

Si la mezcladora posee un EQ paramétrico con barredor de frecuencias, “Sweeper”,   debe reproducir una pieza musical y en los canales correspondientes se incrementará hasta el máximo el control del barredor. Luego, barre las frecuencias muy lentamente, repitiendo el proceso varias veces hasta detectar cuáles frecuencias son perturbadoras y deben ser atenuadas. El mismo método se aplica nuevamente pero atenuando completamente el control, para determinar las frecuencias interesantes por defectos.

Con el tiempo y la práctica el operador irá descubriendo cuáles son las frecuencias problema, tipo, la resonancia de las cajas de plástico de los altavoces, la de las cajas de madera aglomerada, las más reflejadas en una sala, las del Feedback, la de una voz penetrante, la de los metales, permitiendo que la experiencia le permita estar a la vanguardia y alerta en cada una de sus presentaciones.