La importancia de los crossover

Quizá más de alguna vez te has preguntado, ¿qué es un crossover que es y cómo saber cuando lo necesitas? Primero que nada tienes que saber que un crossover es una serie de filtros electrónicos que sirve para separar las señales en sus componentes de bajos medios y agudos, es decir a su entrada le das una señal de audio completa y a la salida te entrega 3 señales una de bajos otra de medios y otra de agudos.

Hay 2 tipos: Los pasivos (que no utilizan alimentación eléctrica), son los que se ponen generalmente internamente en los bafles,  y tienen una serie de componentes electrónicos principalmente capacitores, bobinas y resistencias.

Los activos los cuales requieren una alimentación eléctrica y generalmente se utilizan entre el reproductor de audio y los amplificadores.

¿Cuándo necesito un crossover? Cuando requieras alta fidelidad, y quieras que en alta o baja potencia produzca sonidos nítidos y sin distorsión.

¡Música… DJ!

En la actualidad,  hay software para DJ tan sofisticado que te permite hacer todas las funciones de equipos que hasta en los años 90’s eran carísimos y son el alma de la profesión de DJ ahora los reproductores de CD para DJ, están casi en el desuso, solo quedan algunos dj nostálgicos que los siguen usando.

Algunas de las ventajas de usar algún programa y controlador dj para computadora son:

Puedes Sincronizar las canciones con solo presionar un botón; el software te ajusta las batidas y la velocidad de la canción automáticamente para hacer mezclas perfectas.

Tienes varios reproductores virtuales, es decir puedes tener una canción reproduciendo y varias otras canciones ya preparadas y listas para reproducirse en el tiempo exacto que tu quieres que empiecen.

Puedes conectar a tu computadora un controlador MIDI también llamados controlador DJ, y tener todos los controles que se ven en la pantalla de tu computadora físicamente para manipular tus canciones de forma total.

Puedes mezclar no solo la música sino también los videos musicales, asi cuando cambias las canciones se ven con video y puedes transmitir la mezcla en pantallas gigantes si asi lo deseas.

Olvídate de los discos rayados, a todos los que vivimos la época de los CDs, nos tocó escuchar algún disco rayado que la canción se detenía o se trabaja en algún punto, con la música en formato digital nunca más un disco rayado, todo es en mp3 o audio comprimido, o videos mp4 o avi.

Playlists, esta es una de las más grandes mejoras tu puedes tener preparada la lista de las canciones en el orden que las piensas poner y se queda grabado en tu computadora, así solo te preocupas por mezclar bien y todo esta listo y preparado para que te luzcas.

¿Ecualizar o no ecualizar?

Algo que hay que tener en claro es que si un sonido no nos gusta al momento de grabar, es mejor cambiar el micrófono o la posición del mismo y no ecualizar.

El ecualizador en esta etapa debería ser utilizado con un sentido estrictamente estético y con cuidado, tratando de no atenuar o incrementar mas de dos o tres dbs. El error más común es, por ejemplo, un sonido de bombo acústico: el ingeniero pone su micrófono favorito en la misma posición que siempre usa y se sienta con el baterista a escuchar; éste le dice que quiere un poco más de cuerpo y entonces el ingeniero enseguida conecta un ecualizador de tubos, selecciona 50 o 40 Hz y problema resuelto…

La realidad de esta técnica es que el problema no se solucionó, sino que sólo se enmascaró y se alteró la fase del sonido del bombo; durante la mezcla, el ingeniero de mezcla debe quitar el excedente de graves y ahí está otra vez: el sonido de bombo original que a nadie le gustaba.

Ecualizar un bombo en grabación es algo arriesgado (salvo que esté el productor presente y él nos diga con exactitud y seguridad que ese es el sonido que quiere); lo mejor sería realizar un buena captura y dejar para la siguiente etapa (la mezcla) la obtención del sonido deseado.