¿Cómo lograr la mejor grabación de voz?

Lograr un audio impecable implica tener en cuenta desde la temperatura del ambiente, implementos de buena calidad y saber escuchar al intérprete para orientarlo y obtener su mejor interpretación. La voz es lo más importante de una canción, por lo que no debe sonar muy lejana ni por encima de la música. Para eso, debemos tener presentes ciertos aspectos:

Procura que el estudio tenga una temperatura agradable y un ambiente tranquilo, sin visitas ni nada que distraiga. Si no es un estudio de grabación profesional, trata de minimizar el eco y el ruido del lugar con sábanas en las paredes y techo.

Escoge el micrófono de acuerdo al cantante. Un micrófono de condensador de buena marca como MXL, AKG, RODE, SHURE, asegurarán excelentes resultados. Si la voz es brillante o fina puedes usar el Shure SM58 o el Sennhesier E835. Si el cantante necesita un sonido menos restringido se pueden beneficiar usando el micrófono de condensador. Procura tener varios micrófonos para hacer pruebas con el cantante y ajustar el que procure una mejor grabación.

Importante: la distancia entre el micrófono y el cantante. Lo ideal es que se encuentre entre 15 y 24 centímetros de la boca del cantante. Si lo colocas muy cerca incrementarás la posibilidad de generar “pops” y el nivel de grabación variará considerablemente si el cantante se mueve un poco. En el caso contrario, si el cantante está muy alejado del micrófono, la reflexiones y ecos del ambiente pueden “colorear” la grabación haciendo que suene “encajonado” y “lejano. No olvides usar un filtro anti pop entre el cantante y el micrófono, a 7-8 centímetros de micrófono, así evitarás “pops” de sonido no natural, sobre todo en las “p” y las “b”.

Paciencia y confianza son los elementos más importantes a la hora de grabar. Orienta de la mejor manera al cantante y aconséjale para lograr los mejores sonidos. Al darle confianza, se sentirá más cómodo y lograrás una mejor grabación. Y recuerda que es casi imposible que logres lo mejor en la primera grabación. Teniendo varias grabaciones de la misma canción, podrás escoger varias de las partes excelentes y armar la canción completa y con la misma calidad de principio a fin.

Tips para el mantenimiento de la guitarra

Si queremos que un instrumento perdure en el tiempo es necesario tener en cuenta ciertos aspectos que nos ayudarán a mantener no solo su apariencia exterior sino la calidad de sonido. En el caso de la guitarra, por ser un instrumento de madera, hay que tener especial cuidado con la humedad, los cambios de temperatura y su limpieza.

 

En primer lugar, evita dejar la guitarra mucho tiempo expuesta al sol, en un lugar con alta temperatura o cerca de un objeto que desprenda calor, porque ocasionará daños irreparables a la guitarra. Si la expones a cambios drásticos de temperatura es ideal dejarla un tiempo dentro de su estuche para que tome la temperatura poco a poco.

La guitarra siempre debe mantener a una humedad de 40 a 60%. Si es menor podría rajarse la madera y esto incide en la altura de las cuerdas. Cuando es mayor a 60 por ciento perderá sonido, altura de cuerdas y hasta podría despegarse. Es recomendable colocar dentro del estuche un par de bolsitas de gel de sílice.

Para limpiar la guitarra, recomendamos hacerlo cada vez que termines de usarla, así quitas todo rastro de sudor o residuos. Utiliza un trapo suave humedecido con un poco de agua o productos exclusivos para instrumentos que no contengan disolventes. Frótala con suavidad.

Otras partes de la guitarra que debes tener en cuenta para que dure más y su sonido se siempre nítido son el mástil, la cejuela y el diapasón. El mástil debes limpiarlo mensualmente. Procura hidratarlo con un buen aceite especial para instrumentos o con vaselina. A los clavijeros hay que engrasarlos regularmente.

La cejuela y el diapasón se ensucian mucho con el sudor y polvo, límpialos con frecuencia para evitar problemas de afinación. Es aconsejable sacar las cuerdas y limpiar cada uno de los surcos de la cejuela, pero no olvides colocar las cuerdas porque el mástil podría deformarse. Y finalmente, para alargar la vida de las cuerdas, límpialas con alcohol cuando termines de tocar. Les darás más brillo y vida.